Los pueblos conservan la arquitectura tradicional, cuyo principal exponente es el caserío, fabricado con materiales nobles de la zona: piedra y madera, y localizado en entornos de gran belleza. Cada pueblo, no obstante, ha sabido preservar su esencia y su personalidad:

Pueblos con
encanto

Arribe, un pueblo con aire medieval. El puente sobre el río Araxes, que conecta las dos orillas del pueblo, y el arco apuntado en la base del torreón de la iglesia de San Miguel para facilitar el tránsito, son sus elementos característicos.

Intza, un pueblo sin casco urbano. Sus caseríos se encuentran diseminados, separados, sin conexion. En 1715, una avalancha de tierra y piedras arrasó el pueblo sepultando 38 casas habitadas, la iglesia, la casa consistorial, el molino y otras instalaciones. La zona arrasada se mantiene sin edificar.

Gaintza, camino de Malloa. Los antiguos caseríos con escudos nobiliarios y las nuevas casonas rehabilitadas, se sitúan en en camino ascendente que se va acercando a los fuertes desniveles de Malloa, hasta llegar a Hirumugarrieta (1.431 m), que es su cima más alta, o el Balerdi, enclaves desde donde observar una importante colonia de buitres.

Uztegi, un escenario de película. En el valle eran habituales las reuniones de mujeres con la sabiduría necesaria para utilizar el poder de la naturaleza para curar enfermedades. Encarcelaron a muchas vecinas del valle acusadas de brujería e incluso varias murieron en la cárcel. La película Akelrre fue grabada en Uztegi.

Azkarate, a la sombra del Balerdi. Es el pueblo más cercano al Balerdi, siendo uno de los puntos de partida de las ascensiones a este monte. Pese a no ser la cumbre más alta de Aralar, quizás sí que sea la más característica por su inconfundible perfil.

Atallu, aduana entre Navarra y Gipuzkoa. Quedan todavía en pie dos edificios dedicados al cobro de aranceles en las mercancías y peajes en el paso de caminos. La aduana de arbitrios, hasta 1949 se encontraba en la casa Ilarratzu (Atallu) y posterioemente se trasladó a Katetxea, edificio situado a la salida del pueblo.

Betelu, un pueblo ligado al agua.Varias fuentes termales de aguas minero medicinales alimentaban el famoso Balneario, cuyo emplazamiento está ocupado hoy por la embotelladora de agua. Se puede visitar el lavadero de aguas termales, las fuentes y los restos de la antigua ferrería.